¿En qué tengo que fijarme antes del arrendar una casa?

abogado_temuco_arriendos

Si tienes una casa que no ocupas probablemente se te ocurrió arrendarla para obtener un ingreso constante que te permita solventar algunos gastos que tengas. En vez de que se esté perdiendo un espacio es mejor que genere dinero, ¿Cierto?

¿Es necesario un contrato de arriendo?

Una vez alguien me preguntó ¿sirve de algo dejar por escrito un contrato de arriendo? La respuesta es sí, sirve y muchísimo.

La función del contrato escrito es ponerse en el peor de los casos y poner soluciones de antemano que permitan dirimir algún tipo de conflicto. La mayoría de los problemas se generan cuando la relación contractual se basa en la mera confianza, puesto que después no hay cómo probar las cláusulas del contrato que verbalmente acordaron.

Porque ¿qué pasa si el arrendatario no paga y ni siquiera se quiere ir? No podrás probar nada de manera muy sencilla, ni que había un contrato de arriendo, ni el monto de la renta, ni el plazo para pagar, tampoco el incumplimiento. Es en ese momento donde llegan los lamentos, mencionando que “no existe justicia en Chile”, “debería haber una ley de arrendamiento”, “voy a llamar a los carabineros”; hacer una denuncia que no trae ningún resultado, esto es porque estamos en presencia de un incumplimiento de contrato, y no de un delito de carácter penal.

En conclusión, debes contar con un buen contrato de arrendamiento que contemple la mayor cantidad de posibilidades y establecer mecanismos de solución o procedimentales que vayan de acuerdo con la ley de arrendamiento de predios urbanos, es la ley 18.101, que establece normativas del procedimiento judicial de deshaucio y restitución. Si no tienes el dinero para contratar un abogado que te asesore en específico al menos usa un formato básico que permita cubrir los aspectos esenciales de la relación contractual.

No te apresures en arrendar

La selección del arrendatario no debe tomarse a la ligera ya que antes de firmar el contrato nunca verás los posibles inconvenientes; el arrendatario te pagará el mes de garantía y mes anticipado de renta, comportándose muy bien porque necesita el arriendo.

Es por ello que resultará necesario que averigües si arrendó en otro lugar, cuál fue la razón por la que terminó su relación contractual, teniendo presente que no siempre la capacidad económica determina que una persona sea buena como arrendataria, muchas veces tiene más relación con el comportamiento de una persona en su vida diaria.

Puedes establecer limitaciones o restricciones

Por ejemplo en el uso que le van a dar a la propiedad arrendada, que sea exclusivamente habitacional, o prohibiciones para subarrendar, o un mínimo de meses que la propiedad debe arrendarse.

Recuerda que estás creando una normativa jurídica privada. Por lo tanto también puedes establecer prohibiciones en cuanto a agujerear paredes, cambiar el color, tener mascotas, etc. O bien, establecer obligaciones de limpieza, de mantención de los muebles, entre otros. Sin embargo, independiente de que puedas establecer muchas condiciones, éstas deben tener como finalidad el confort de tu cliente (arrendatario), de lo contrario perderás inquilinos con mucha facilidad.

Renovaciones del Contrato

Hay una cláusula en el contrato que muchos pasan por alto; ¿Qué ocurre al finalizar el período por el que fue celebrado el contrato? Así al finalizar se ven en la obligación de volver a firmar un nuevo documento en el que conste el contrato por un nuevo periodo de tiempo.

Esto resulta mucho más sencillo si estableces la renovación automática del contrato por periodos sucesivos de un año, dos, tres, cinco, los que sean necesarios, siendo posible incluso, renovarlos cada mes de manera automática.

Caso fortuito o fuerza mayor

Con todo el tema de la pandemia quedó demostrado que aunque nos imaginemos el peor de los casos, la realidad siempre superará lo imaginable.

Por ello sería importante que le dedicaras una cláusula a determinar qué es lo que ocurrirá en algunas situaciones hipotéticas, aunque sin establecer condiciones abusivas que pueden llevar a anular el contrato que legalmente has celebrado.

Los demás elementos están en todos los contratos, por más simples que sean los formatos, tienen sus elementos esenciales. Al menos debes contar con un formato de contrato básico que te permita establecer las bases de la relación contractual, pero si quieres que sea tu fuente de ingreso más importante, es recomendable que lo consultes con tu abogado de confianza para que te asesore en todo el proceso.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Acerca del Autor

Patricio Puen Marileo

Abogado de la Universidad Católica de Temuco, emprendedor, consultor y bloguero. Oriundo de Nueva Imperial, mapuche, de familia campesina, he enfocado mi trabajo en ayudar a las personas a evitar problemas jurídicos y solucionar los ya existentes, en materia de Bienes Raíces y Emprendimiento. Puedes encontrarme en redes sociales.